Oct 27 2012

Ana María Pastore

Palabras alusivas de la directora en Acto escolar del 25º aniversario

Posted at 12:04 under General

“Si el Señor no edifica la casa, en vano se cansan los albañiles”. Las palabras del Salmo 126 han guiado la celebración y la reflexión durante este año en que cumplimos el 25 aniversario de nuestra escuela.

Porque si bien son muchos a quienes tenemos que agradecer hoy, por este camino recorrido, todo hubiera sido inútil si el Espíritu del Señor no hubiese inspirado y sostenido el desarrollo de este proyecto educativo: Él nos guía, conduce nuestros corazones para el servicio desde lo educativo, a nuestra comunidad.

Por eso y en primer lugar, damos gracias y alabanza al Señor todopoderoso, que en su infinita sabiduría y misericordia nos ha impulsado e iluminado para sostener este proyecto educativo escolar.

También, nuestra eterna gratitud a la Congregación Hermanas Hijas de Ntra. Sra. Del Monte Calvario, que llegadas en 1985 a este barrio, sin tener el propósito de abrir una escuela, tuvieron la disponibilidad y apertura de escuchar la demanda de las familias y emprender con generosa entrega y sacrificio, la creación y sostenimiento de la comunidad escolar, impregnando su proyecto educativo con el carisma de su fundadora: Santa Virginia Centurione Bracelli.

Luego vaya nuestro agradecimiento a todas las familias que desde 1987 depositaron en nosotros su cariño y reconocimiento, confiándonos a quienes son su bien más preciado y el fundamento de la tarea educativa escolar: los niños y jóvenes, nuestros alumnos. Varios de ellos, nos han dado el gozo de que en estos últimos años, muchos egresados, venidos padres, vienen trayéndonos a sus hijos para conformar las nuevas cohortes de Santa lucía.

Hacemos llegar de igual modo, nuestro reconocimiento a las autoridades de todos los estamentos del sistema educativo estatal, que nos brindan el marco, las orientaciones y el aporte económico que posibilita la obra de la escuela en este contexto de inserción.

Y como corolario un sentido “gracias”, a todos los docentes y auxiliares que se comprometieron e hicieron suyo nuestro Proyecto Educativo Pastoral Institucional, desde el primer momento: a quienes aún permanecen y a los que ya no están. Sin ellos, estos 25 años no se hubieran recorrido con el amor y la entrega que hoy nos convoca. Cada uno de nosotros ha aportado junto a la tarea, las riquezas de su propio ser y lleva en sí mismo las vivencias de su participación en la edificación del proyecto vivo.

 

El 1º de marzo de 1987, comenzó a existir la Escuela Santa Lucía y el 16 de marzo de ese año, iniciaron su escolaridad 55 niños: 25 en el 1º grado de turno mañana y 30 en el primer grado de turno tarde. Esa matrícula fundacional, nunca ha dejado de crecer hasta hoy, no sólo por la sucesión vegetativa de los cursos, sino también, por la apertura de más secciones de grado y del nivel secundario, hasta totalizar actualmente 1249 alumnos.

Pero el logro más acabado en estas bodas de plata, es quizás que nos sentimos todos: congregación propietaria, personal docente y auxiliar, alumnos y familias, parte de una construcción comunitaria y constante, que se entreteje y hace vida cada día con el aporte de todos: ayer, hoy y en el futuro.

Por este motivo quisimos elevar hoy, nuestra oración a Dios en la celebración eucarística, para dar gracias y pedirle con las palabras del canto que invoca como los discípulos de Emaús: ¡Quedate con nosotros Señor de la esperanza, no dejes que la noche nos sorprenda sin Ti!

Sólo desde Cristo es posible continuar sosteniendo este servicio a los hermanos, esta comunidad escolar de Santa Lucía.

No responses yet




Comments are closed at this time.