Jul 17 2013

Ana María Pastore

Concepto de individuo en la filosofía política moderna

Posted at 14:32 under Reflexiones teóricas

Este concepto se construye a partir de la postura contradictoria de los pensadores, a partir del siglo XVII, en contraposición al paradigma clásico. Esta crítica se centró en sus premisas fundamentales: la concepción del hombre como “animal político”, como condición innata al mismo y la preeminencia organicista del todo sobre las partes. Estas concepciones incluían las diferencias socioculturales y sus derivaciones en las distinciones de los derechos y deberes inherentes. [1]

 

C.B. Macpherson aporta las ideas del individualismo, como elemento fundamental de la tradición liberal posterior. Postula que el individualismo del siglo XVII, contenía una dificultad fundamental que era su carácter posesivo.[2]

Según estas concepciones, el individuo es concebido en la filosofía política moderna, de acuerdo con Hobbes, como:

a)      Un ser libre de toda dependencia de voluntades ajenas, ya que se posee a sí mismo, es su propietario.

b)      Las relaciones que establece el individualismo con los demás, buscan satisfacer sus intereses personales.

c)      La esencia del individuo lo hace propietario de su propia persona y sus capacidades, por las que no adeuda nada a la sociedad.

d)      El individuo no puede enajenar la propiedad sobre sí mismo, pero sí sobre su fuerza de trabajo.

e)      La sociedad humana consiste en un conjunto de relaciones mercantiles.

f)        La libertad del individuo, que es lo que lo constituye ser humano, sólo puede limitarse con obligaciones y reglas, necesarias para garantizar la libertad de los demás.

g)      La sociedad política es una invención humana, es decir artificial, para la protección de la propiedad del individuo (posesión) de su persona y sus bienes, consecuentemente para el ordenamiento de las relaciones de intercambio entre individuos propietarios de sí mismos. En este postulado se sustenta el principio de la obligación política. 

Sustenta estas características en dos supuestos fácticos para la deducción del derecho y la obligación del individuo en el ámbito social político:

1)      La igualdad de necesidades en el movimiento continuo y,

2)      La igualdad de necesidades: posibilidad de ser invadido por los otros en el mercado.

Éstos fundamentan los sistemas mecánico y moral como automático, sin necesidad de motor externo y cerrado sobre sí mismo.

El aporte de Locke en su teoría política, es una posición ambigua sobre el individuo y la sociedad, ya que intenta combinar dos fuentes de moralidad y obligación, la clásica y la moderna, tratando de enfrentar la contradicción de la sociedad de mercado: las dificultades provistas por la diferenciación de clases en una sociedad mercantil atomizada.

La dificultad a la que alude Macpherson, proviene del cambio que se produce en la sociedad posesiva de mercado ante la articulación política de la clase obrera, invalidando así la teoría de la obligación política. [3]

 

Jorge Dotti nos presenta la nueva concepción sobre lo natural y lo racional que sustenta las teorías políticas de los siglos XVII y XVIII como proveniente del iusnaturalismo moderno.

Esta nueva concepción de lo racional y lo natural:

- Borra la existencia de una jerarquía tanto en el ámbito humano social como en el universo.

- Considera que el movimiento, en cielo y tierra, es inherente a todos los cuerpos. Es este impulso que es designado como “autoconservación”, donde se gesta y desaparece la identidad del ser.

- Concibe al sujeto individual como pensamiento y voluntad libres.

- El individuo no llega nunca a identificarse con el Estado, no se elimina la distancia que lo separa del resultado de su accionar. Esta separación está implícita en la concepción de la visión de lo político en la subjetividad moderna.

- Las distintas realidades culturales, son fruto de consensos tácitos para reglar la vida en común.

- El individuo se politiza para llegar a la condición de ciudadano al recortar su libertad inicial, actuando sobre sus condiciones naturales y sobre su racionalidad al servicio de sus intereses egoístas.

- Los individuos aceptan un doble pacto o contrato social como condición de posibilidad de existencia y acción del Estado:

1) la decisión individual y colectiva de aceptación de reglas básicas de convivencia.

2) el acuerdo para conformar una autoridad que realice un ordenamiento normativo de las pautas de convivencia y las garantice con el uso monopólico de la coacción.[4]

 

 Ambos textos permiten delinear los elementos nocionales básicos correspondientes a la metafísica y la antropología implícita en la concepción de “individuo en la filosofía política moderna”:

—        La metafísica del cambio en que lo natural es el movimiento continuo de partes independientes, atomismo natural.

—        Los seres humanos en estado de naturaleza, libres y movidos para satisfacer sus intereses egoístas.

—        La voluntad individual para la construcción artificial de un ordenamiento y sus pautas reguladoras.

—        La autoridad política ascendente desde las conciencias y voluntades individuales.

 

Ana María Pastore

 

 

 



[1] Dotti, Jorge E.  Pensamiento político moderno. De “Del Renacimiento a la Ilustración”. Editorial Trotta. 1994. Madrid.

[2] Macpherson C.B. La teoría política del individualismo posesivo. Editorial Trotta. 2005. Madrid.

[3] Ídem.

[4] Dotti, Jorge E.  Pensamiento político moderno. De “Del Renacimiento a la Ilustración”. Editorial Trotta. 1994. Madrid.

 

No responses yet




Comments are closed at this time.